8 minutes | Mar 20th 2020

069 No permitas que la cuarentena sabotee tu ACTITUD

Cuarentena, distanciamiento social, aplanar la curva de contagio son términos que estamos escuchando en esta etapa de pandemia del COVID 19. Pero muchos pueden no estar familiarizados con estos términos y podrían pensar que esto significa un período de vacaciones y disponen o planifican actividades “sociales” pensando que no les pasará nada.  Y puede ser que así sea, como puede ser que no.  Lo que si es seguro es que si guardas la distancia y sigues las instrucciones las probabilidades de contagio bajan enormemente. Esta estrategia puede ser muy efectiva si se maneja a conciencia, si todos ponemos de nuestra parte.  Es por un determinado tiempo, no es para toda la vida y mientras más personas colaboren mejores serán los resultados y más rápido lograremos salir de la pandemia.  Al final les dejo un video cortito en donde se explica como trabaja la estrategia.  Lo que me da mucho gusto observar es que muchos países en el continente americano están adoptando esta estrategia paralelamente o simultáneamente.  No serviría de nada  si solo un país lo hiciera porque luego las personas viajeras son portadoras y llegan al país que estuvo en cuarentena  a contaminar y el ciclo continua. Porque también he escuchado comentarios y argumentos como el hecho de que la economía se verá afectada, que muchas personas se quedarán sin sus trabajos o algunos otros que DEBEN seguir trabajando porque su profesión u ocupación así lo requiere.   Frustración, soledad, enojo, preocupación, aburrimiento, incertidumbre, un deseo de recurrir al alcohol o drogas, síntomas de depresión, estrés estos son solo algunas emociones que podrías experimentar durante la cuarentena. Las condiciones no cambian cuando nos preocupamos, cambian cuando nos ocupamos y las presentamos en oración.  Así que cualquiera que sea tu situación:  Ten en cuenta el siguiente versículo:  Filipenses 4 6-7  No se preocupen por nada;  en cambio, oren por todo.  Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.  Así experimentarán la paz de Dios que supera todo lo que podemos entender.  La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.  Y entonces que podemos hacer para que esta pandemia  no sabotee nuestra actitud:  la primera es: Ora y medita: Muchas veces es en los peores momentos es donde encontramos las mejores oportunidades.  Y déjame decirte que mientras goces de vida y salud, todo lo demás es pura ganancia!!   Entiende la magnitud y el riego de tus acciones y mantente informado de fuentes confiables responsables pero con moderación. El hecho de que estés consumiendo información tóxica solo te hará entrar en pánico y generará las emociones que ya mencionamos anteriormente, así que limita el consumo de noticias negativas. Se tu propio héroe. Enfócate en hacer de tu vivienda un lugar seguro para ti y tu familia.  Empieza a trabajar en tus hábitos:  ejercicio, alimentación natural, dormir mejor y en las horas correspondientes, lectura y practica la tolerancia!  Que esta situación no sea motivo de conflictos familiares o divorcios. Edúcate con cosas que te hagan mejorar como persona en las diferentes áreas de tu viada: finanzas, cocina, emprendimiento… tendrás tiempo para pensar en algún oficio que te gustaría hacer sino dependieras del dinero… de repente esta es tu oportunidad para emprender eso que siempre has soñado!! La pandemia puede parecer abrumadora, pero en verdad, cada persona puede ayudar a frenar la propagación del COVID-19.   Al hacer tu parte, puedes hacer una gran diferencia en tu salud y en la de los que te rodean. Soy Sharon Falconer, health coach y agradezco tu atención el día de hoy.  A continuación te dejo el video para que aprendamos sobre la estrategia de cuarentena, distanciamiento social o aplanar la curva y lo pongamos en práctica… #YoMeQuedoEnCasa. --- Send in a voice message: https://anchor.fm/decisiones-que-cuentan/message
Play
Like
Play Next
Mark
Played
Share